En contacto con la Naturaleza

Otro sitio realizado con WordPress

Categoría: Plantas

Remedios naturales para las várices.

La operación de várices es un proceso demasiado doloroso para llevarlo a cabo. Es por eso que hoy te proponemos una serie de soluciones naturales para las várices. Son totalmente seguros y fáciles de encontrar, más de alguno lo encontrarás en el mercado más cercano.

  • La Caléndula: Es un remedio que evita la inflamación de las piernas, causa de várices, mejora la tonalidad y la salud de las venas al mejorar la circulación sanguínea. Un tratamiento largo de caléndula puede eliminar por completo las venas varicosas. Se consumen las hojas y pétalos de caléndula. Puedes molerlos y aplicarlos en tus piernas como ungüentos.
  • Arándano: Dilata la venas favoreciendo la irrigación sanguínea. Puede consumirse seco o en té, agregando una cucharada por vaso de agua.
  • Pino (corteza): Es rica en antioxidantes, reparadores de tejido que aumentan la circulación sanguínea. Mejoran las paredes de las venas, reducen la inflamación y la presión. Puedes preparan un ungüento moliendo la corteza de pino en un poco de agua o consumirla directamente en forma natural o de suplemento en cápsulas.
  • Aloe Vera: Se consigue muy fácilmente en forma de cristales, es un extracto natural de la sábila que ayuda a reducir la hinchazón. Los cristales tibios se usan en forma de compresa sobre la parte afectada.
  • Vinagre: Uno de los mejores remedios naturales. Se calienta un poco de agua en una cubeta o el la bañera, se agrega, posteriormente medio litro de vinagre por cada 20 litros de agua y se sumergen la piernas. Además de mejorar la circulación, se trata de una actividad relajante.
  • Zanahoria: Se tritura con agua hasta formar una masa suave y se aplica en las piernas. Se deja reposar durante al menos 30 minutos cada día. Se puede adicionar sábila y reemplazar el agua por vinagre para mejorar los efectos.

Todos tenemos un poco de ajo en casa, y es un tratamiento muy efectivo. Se puede ingerir directamente o aplicarlo en masa o ungüento como los remedios anteriores
Además de los remedios que acabamos de mencionar, es importante realizar ejercicio regularmente. Una vida sedentaria aumenta el riesgo de padecer de várices. Otros factores que las promueven son: la obesidad, permanecer mucho tiempo de pie y el uso de calzado incómodo.

Agricultura sostenible, otra forma de entender la agricultura

La agricultura sostenible es aquella en la que su sistema productivo permite una viabilidad del cultivo económica, social y ecológicamente lo que garantiza su permanencia a lo largo del tiempo.

En esta sección pretendemos exponer ejemplos útiles de optimización de los recursos de nuestra huerta, no creemos que exista una única regla válida para todos los casos ya que el diseño se tiene que adaptar a las características de cada emplazamiento y cultivo, tal vez la única norma universal que sea indispensable aplicar a todos los casos sea el sentido común…si quieres colaborar puedes enviarnos tus diseños, les haremos un hueco

¿Por qué agricultura sostenible?

Un buen diseño que optimice los recursos disponibles, nos ayudara a crear un sistema más productivo, saludable, menos contaminante y sostenible en el tiempo.

Si pensamos en una zona de cultivo, enseguida nos viene a la mente una sucesión de líneas rectas en la que se repite una misma especie vegetal a lo largo de hectáreas, si pensamos en un bosque lo que nos viene a la cabeza es una distribución aparentemente anárquica de especies que interactúan entre sí…¿Quién se equivoca? ¿la naturaleza o el ser humano?…la respuesta no es sencilla, pero lo cierto es que el bosque seguirá vivo durante cientos de años salvo catástrofe y el cultivo humano sin embargo no será viable por sí mismo…tal vez deberíamos observar el diseño que la naturaleza ha hecho en ese bosque y que lo hace sostenible y aplicar alguna de sus reglas a nuestros cultivos…

Piensa en un pequeño huerto familiar cualquiera… ¿ya?…seguro que pensaste en una tierra  totalmente libre de hierbas en la que se suceden una serie de lechugas, tomates o cebollas perfectamente ordenados, para llegar aquí el hortelano habrá labrado la tierra, abonado, plantado, regado, eliminado las malas hierbas, luchado contra las plagas y finalmente habrá hecho una fotografía de su impoluta y prolífica huerta…el hortelano consigue un fruto aceptable de su trabajo, entonces… ¿Qué pega podemos ponerle?¿Es sostenible ese cultivo a largo plazo? ¿Es posible obtener el mismo resultado disminuyendo o eliminando el uso de pesticidas y fertilizantes químicos?…aquí pretendemos dar respuesta a esas preguntas