Remedios naturales para las várices.

La operación de várices es un proceso demasiado doloroso para llevarlo a cabo. Es por eso que hoy te proponemos una serie de soluciones naturales para las várices. Son totalmente seguros y fáciles de encontrar, más de alguno lo encontrarás en el mercado más cercano.

varicosas

  • La Caléndula: Es un remedio que evita la inflamación de las piernas, causa de várices, mejora la tonalidad y la salud de las venas al mejorar la circulación sanguínea. Un tratamiento largo de caléndula puede eliminar por completo las venas varicosas. Se consumen las hojas y pétalos de caléndula. Puedes molerlos y aplicarlos en tus piernas como ungüentos.
  • Arándano: Dilata la venas favoreciendo la irrigación sanguínea. Puede consumirse seco o en té, agregando una cucharada por vaso de agua.
  • Pino (corteza): Es rica en antioxidantes, reparadores de tejido que aumentan la circulación sanguínea. Mejoran las paredes de las venas, reducen la inflamación y la presión. Puedes preparan un ungüento moliendo la corteza de pino en un poco de agua o consumirla directamente en forma natural o de suplemento en cápsulas.
  • Aloe Vera: Se consigue muy fácilmente en forma de cristales, es un extracto natural de la sábila que ayuda a reducir la hinchazón. Los cristales tibios se usan en forma de compresa sobre la parte afectada.
  • Vinagre: Uno de los mejores remedios naturales. Se calienta un poco de agua en una cubeta o el la bañera, se agrega, posteriormente medio litro de vinagre por cada 20 litros de agua y se sumergen la piernas. Además de mejorar la circulación, se trata de una actividad relajante.
  • Zanahoria: Se tritura con agua hasta formar una masa suave y se aplica en las piernas. Se deja reposar durante al menos 30 minutos cada día. Se puede adicionar sábila y reemplazar el agua por vinagre para mejorar los efectos.

Todos tenemos un poco de ajo en casa, y es un tratamiento muy efectivo. Se puede ingerir directamente o aplicarlo en masa o ungüento como los remedios anteriores
Además de los remedios que acabamos de mencionar, es importante realizar ejercicio regularmente. Una vida sedentaria aumenta el riesgo de padecer de várices. Otros factores que las promueven son: la obesidad, permanecer mucho tiempo de pie y el uso de calzado incómodo.

There are no comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *